ENFRENTANDO EL DESÁNIMO

Por: Juan Manuel Murillo Barreras

“Acuérdense de los primeros tiempos, cuando recién aprendían acerca de Cristo” Hebreos 10:32 (NTV)

    En algunas ocasiones cuando los hermanos dejan de asistir a la iglesia solemos decir acertadamente, “se han desanimado y han regresado atrás”. Es triste presenciar que las personas que se han encontrado con el Señor Jesús, en medio de las tribulaciones o adversidades optan mejor por rendirse y dejar el camino de la fe.

     La comunidad a la que se le escribió la homilía de Hebreos, estaba pasando una situación similar, atravesaban desaliento y a la misma vez estaban llenos de dudas en cuanto a la fe que habían llevado hasta ese momento, ellos se preguntaban: ¿Cómo era posible enfrentar el desánimo y aun así permanecer en la fe, la esperanza y el amor?, a ciencia cierta no sabemos quiénes son los destinatarios, pero lo que si se deja ver en este documento es que hay una exhortación para una comunidad que quiere retroceder dejando a un lado el ejemplo de Cristo Jesús.

Recordar es volver a vivir

     El autor sabe que si la iglesia recuerda como han llegado hasta ese punto de la fe podrán recuperar el ánimo, es por eso, que puntualmente inicia su consejo con un recordatorio “Dios ha hablado de muchas formas desde la antigüedad” (Heb.1:1), es decir, Él nunca los ha dejado solos y afirma que siempre ha estado buscando la forma de encontrarse con el ser humano, es por eso que la iglesia no debe dudar de que Dios ha hablado a través de Jesucristo, pero que también está hablando / actuando en su realidad.

     El mensaje es totalmente alentador, los antepasados de los hebreos han sido testigos del poder de Dios que los ayudó a salir adelante en medio de las adversidades, pero ahora la iglesia tiene un ejemplo aún mayor, y ese es el de Jesucristo, por eso ellos tienen que recordar que también el Señor sufrió, padeció, igual que cualquier humano, pero se mantuvo confiando en su Padre.

     Cuando recordamos todos aquellos momentos, que Dios ha hablado a nuestra vida o bien a intervenido en nuestras realidades, nuestra fe es fortalecida. Acordarse de todo lo que ha hecho Jesús por nosotros debe mantenernos firmes, pues él al igual que tú y yo dudo, y también quiso parar el propósito de Dios “Abba, Padre, para ti todo es posible. Líbrame de esta copa” (Mc.14:36), sin embargo, tomo la valentía para decir “Ha llegado el momento” (Mc.14:41), y eso le trajo una gran recompensa.

La actitud correcta

     La iglesia debe mantenerse firme, “Así que no pierdan la valentía que tenían antes, pues tendrán una gran recompensa” (Heb.10:35), aunque las persecuciones para la iglesia sean fuertes, y parezca que no habrá salida, Dios siempre tiene el control y “Sigue hablando / actuando”, eso tiene que provocar confianza en la comunidad, la solución no es dejar el cristianismo y volver al camino pasado, más bien deben actuar y enfrentar con valor las adversidades del momento, teniendo presente que al final de todo esto tendrán su recompensa.

     La falta de fe de nuestras iglesias cristianas es provocada mayormente por las situaciones tan difíciles que vivimos en la sociedad, las cuales muchas a veces son como bombas que atacan al creyente, pero en otras son como distractores que hacen perder de vista el mensaje de salvación en Jesucristo.

     La paciencia es fundamental, “Tengan paciencia y hagan la voluntad de Dios para que reciban lo prometido” (Heb. 10:36), es clave saber esperar en Dios, porque, aunque Jesús nos ha abierto el camino a Dios, también él mismo nos invita a ser pacientes, mantenernos firmes en medio de las amenazas sociales, políticas y hasta religiosas del momento, mantenernos en la esperanza de que todo esto es pasajero y que Dios en su momento nos levantará como a nuestro Señor Jesucristo. 

     Por último, es importante fijarnos en todas aquellas personas que son “nube de testigos” y que nos testifican que, si se puede salir adelante en medio de las adversidades, (Heb.11), no somos los únicos que sufrimos en la vida, todos padecemos, pasamos persecución, como cualquier ser humano en la historia de la fe y es necesario mantenernos firmes. 

     Hoy como iglesia de Cristo, no debemos descuidar la salvación, no perdamos la fe y recordemos que estamos en una larga carrera donde es necesario quitar todo lo que nos estorba para no llegar hasta el final.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: